Si la vida puede comenzar muy fácilmente y no necesita influencia divina, diría que no hay Dios.

P. A. M. Dirac.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *