Reflexiones (mías y ajenas) XIV

Ya no estoy seguro de ser capaz de entender los instrumentos necesarios para comprender la realidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *